Rompiendo barreras en el fútbol uruguayo

Yamila Badell habló para Radio Oriental sobre su presente en el Deportivo Tacón, la selección, su admiración a Luis Suárez, su pasado por Colón y el crecimiento del fútbol femenino en Uruguay.

Yamila Badell tiene 22 años y pese a su juventud posee bastadas credenciales para identificarla como una pionera en el fútbol femenino de Uruguay. No sólo por haber estado en la primera clasificación a un Mundial, en Azerbaiyán 2012, ni por haber anotado el primer gol uruguayo de la historia en esta competencia, ante Alemania. Tampoco por ser de las primeras en dar el salto al exterior. La carrera de Yamila desde sus inicios le ponía pruebas  para que hoy se establezca como una referencia en el deporte femenino.

Hoy se desempeña en el Deportivo Tacón de la segunda división de España, un club revolucionario ya que se trata solo de fútbol femenino.  El proyecto es muy auspicioso y ha generado gran impacto, incluso su presidenta está en conversaciones con el Real Madrid para incorporarse al club.

“Es un equipo en segunda que debería estar en primera, por la forma en la que trabaja, es un equipo muy serio. Tienen personas atrás que fomentan el fútbol femenino, quieren que crezca” comenta Badell que comenzó este 2019 con un hattrick para obtener la primera victoria del año, “fue un día muy mágico en lo personal por los tres goles. Volver y empezar el 2019 de esa manera es muy lindo. El triunfo nos da un alivio de cara a la liga para buscar los Play Off y ese ascenso que el año pasado quedó ahí”.

Pese a ese posible vínculo con el Real Madrid, sus preferencias las tiene muy claras y su máximo ídolo está en la otra vereda; “Sigo mucho a Luis Suárez, lo sigo desde que jugaba en Nacional, es un claro ejemplo a seguir. Me encantaría poder acercarme cuando juegue el Barcelona acá o tener la oportunidad de ir allá y conocerlo, e intercambiar tres palabras, que me diera dos o tres consejos, sería para mi la gloria”.

En Uruguay se confianza hincha de Nacional, aunque no por su padre (Gustavo Badell, ex futbolista tricolor), ya que a esa altura era muy pequeña, “En Uruguay, de Nacional por lo personal, no tanto por mi padre. Una persona cercana a nosotros me llevaba al estadio. Cuando mi papá jugaba era muy chiquitita, entraba a la cancha, me sacaba fotos, tengo recuerdos.”

Sin embargo al ser consultada si le gustaría jugar allí en algún momento asegura, “Me quedó con colon. Es un institución que me abrió las puertas para muchas cosas, me encanta como trabaja, desde la humildad. Detrás del nombre colón hay una familia que hace muchos sacrificios para que las jugadoras tengan todo en los partidos y las practicas. Ahí pasé todas las inferiores, llegué a jugar copa libertadores y conseguí un cuarto puesto que es histórico para el fútbol en Uruguay”.

El pasado Junio se encontraba en su país tramitando la renovación con el equipo español y se acercó a la Mutual de futbolistas profesionales preguntando si podía utilizar las maquinas de la sede. “Se arrimaron los chicos de la nueva directiva, para consultarme como era mi situación. No cualquier persona puede ir a entrenar, solo los profesionales. Les dije que yo estaba esperando temas de acá, me dijeron que hablara con el técnico, Rijo, y este  me dijo que sin problema”.

Pese a algunas dudas que le generaba entrenar con hombres, Yamila pensó en su pasado en el baby fútbol de Playa Honda donde también se inicio con chicos, y terminó aceptando; “Los chicos notable, se portaron conmigo increíble, me brindaron mi espacio, me dejaron participar, me respetaron en todo momento”.

En Noviembre del pasado año, se celebró el Mundial femenino sub 17, lo que representaba la posibilidad de fomentar el fútbol femenino en el país, “De la participación (Mundial Sub17) más allá de los resultados me quedo con como se trabajó, ante un evento tan importante. Para Uruguay era un desafío muy grande tener un Mundial y traer a selecciones tan importantes y tratarlas como las tratamos”.

Yamila asegura que acompañó a la selección desde lejos y destacó la importancia de seguir haciendo historia, “Seguí todos los partidos de la selección, es la camiseta que una jugadora aspira a vestir. Es un orgullo tenerla, para mi es lo más lindo que hay. Sigo todos los procesos. Con respecto a lo futbolístico de las chicas, de a poco se va  avanzando, es un camino muy largo que hay que recorrer. Faltan muchísimas cosas para que este fútbol siga creciendo, desde apoyo, apostar, etc. Aún así las chicas mostraron esas ganas y esas garras. Se marcaron dos goles más que eso es muy importante. Poco a poco Uruguay se va metiendo”.

 

Aquí la nota completa:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *